Sensores de tubo ECT

Inicio » Products » Sensores de tubo ECT

La principal diferencia entre los sensores ECT y ERT es que los electrodos ERT están en contacto directo con los procesos mientras que los electrodos ECT están aislados por un fino recubrimiento no conductivo.

Los sensores ECT consisten en múltiples electrodos dispuestos alrededor de la circunferencia de una tubería. La distribución más usual es que los electrodos externos se monten en una sección no conductiva del tubo con un filtro externo con toma de tierra.

Los electrodos pueden estar recubiertos de una capa de cobre flexible laminado. Esta distribución posee la ventaja de que los electrodos no resultan invasivos ni intrusivos.

Los sensores circulares son aptos para la mayoría de las tuberías y generalmente se utilizan para observar el flujo en sistemas de gas y petróleo o en el transporte neumático de polvo, grano o plástico.

Las secciones de material de la tubería pueden componerse de plásticos variados:

  • Acrílico
  • PVDF
  • PTFE

A menos que haya restricciones específicas, los electrodos están hechos de cobre.

ITS también ha desarrollado sensores ECT de tubo de acero inoxidable recubiertos de un polímero para su uso en condiciones más exigentes, los cuales pueden fabricarse con materiales certificados en caso de ser necesario. Los electrodos están insertados en una cavidad rellena de resina ubicada entre el forro de polímero del tubo y la parte externa del tubo de acero inoxidable. La parte externa del tubo de acero inoxidable asegura la integridad de la presión; para ciertas aplicaciones se han empleado presiones de operación de hasta 120 bares.

En el caso de instalaciones peligrosas, se ofrecen sensores con certificación ATEX (EX mb IIC 54 o T3 Gb).

Aplicaciones relacionadas